Mundo

«Hoy enterramos décadas de fracaso»dijo Javier Milei

El jefe de estado, un economista libertario de 53 años, asumió ayer domingo la presidencia de Argentina y anunció que está decidido a sacar al país de la grave crisis económica.

«Juro por Dios y por la patria sobre estos santos evangelios», recitó Milei, siguiendo el protocolo usual. Luego recibió del presidente saliente, Alberto Fernández, la banda y el bastón de mando que lleva en la empuñadura la imagen de sus cinco perros mastines ingleses, o «hijos de cuatro patas» .

La vicepresidenta, Victoria Villarruel, hizo el mismo juramento y en la tarde lo hizo su gabinete, ya reducido a nueve ministerios, de 18 del gobierno anterior, parte de su política de recorte del gasto.

Karina Milei, su hermana quedó como secretaria de la presidencia. Luis Caputo y la excandidata presidencial Patricia Bullrich son los nuevos ministros de Economía y Seguridad, respectivamente. Ambos ejercieron esos mismos cargos durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019). La exdiputada Diana Mondino juró como canciller.

En las afueras del Congreso, miles de personas se congregaron para celebrar su investidura.

El flamante presidente brindó su discurso en las escalinatas del Congreso y se refirió a la situación actual del país y a la decisión del pueblo argentino. «Los argentinos, de manera contundente han expresado una voluntad de cambio que ya no tiene retorno. No hay vuelta atrás, hoy enterramos décadas de fracaso, peleas intestinas y disputas sin sentido, peleas que lo único que han logrado es destruir nuestro querido país y dejarlo en la ruina. Hoy comienza una nueva era en Argentina, una era de paz y prosperidad, una era de crecimiento y desarrollo, una era de libertad y progreso», expresó.

Y agregó: «Ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros (…) no hay plata, no hay alternativa al ajuste, no hay alternativa al shock».

Seguidamente, se refirió al modelo político de la oposición. «Durante más de 100 años, los políticos han insistido en defender un modelo que lo único que genera es pobreza, estancamiento y miseria. Un modelo que considera que los ciudadanos estamos para servir a la política y no que la política existe para servir a los ciudadanos. Un modelo que considera que la tarea de un político es dirigir la vida de los individuos en todos los ámbitos y esferas posibles, un modelo que considera al Estado como un botín de guerra que hay que hay que repartir entre los amigos. Señores, ese modelo ha fracasado, ha fracasado en todo el mundo, pero en especial ha fracasado en nuestro país», manifestó.

Al terminar su discurso, Milei subió a un descapotable negro junto con su hermana Karina, para recorrer los dos kilómetros que separan al Congreso de la Casa Rosada, sede de la presidencia, donde juramentaron sus ministros.

Algunos tramos los hizo a pie, y se detuvo por momentos a saludar a la gente y también a acariciar a un perro.

«Hoy los argentinos de bien hemos decretado el fin de la noche comunista y el renacer de la Argentina próspera y liberal», dijo. «Pongámonos de pie y hagamos nuevamente grande a la Argentina», clamó en otra de sus habituales consignas.

A la investidura de Milei acudieron varios mandatarios latinoamericanos, como el chileno Gabriel Boric y el paraguayo Santiago Peña; y europeos, entre estos el ucraniano Volodimir Zelenski y el húngaro Viktor Orban, además del rey de España, Felipe VI.

Tercera economía de América Latina, Argentina registra una inflación anualizada de más de 140% y una tasa de pobreza superior a 40%. Para enfrentar esa crisis, Milei ofreció medidas drásticas en recorte del gasto público, reducción del Estado y liberalización en un país acostumbrado por años a subsidios y déficit fiscal.

La Libertad Avanza, el partido del liberal Javier Milei, es apenas la tercera minoría en el Congreso, lo que le obliga a conciliar con las demás fuerzas políticas muchas de sus reformas.

«La primera prueba de fuego para el presidente será decidir si efectivamente va a cesar la emisión de dinero o si adopta una postura más pragmática y el objetivo de no emisión lo deja para más adelante», comentó a la AFP el economista Víctor Beker, de la Universidad de Belgrano.

«Nos encontraríamos en una situación de precios al alza, sin dinero en los bolsillos de la gente. Habrá un choque entre las promesas y la realidad. Veremos qué resultado arroja», añadió.

De un total de 18 ministerios del saliente gobierno de Alberto Fernández, el de Milei solamente dejará la mitad.

Luego de advertir que probablemente haya estanflación durante los primeros tiempos de su gobierno, Milei aseguró que mantendrá la asistencia social para los más necesitados.

Fuente: AFP

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir Arriba