Editorial

Marzo: los niños en las escuelas

Marzo, el comienzo del tercer mes del año, pone en movimiento a la masa   estudiantil como todos los años con miles de docentes y alumnos en todo el país.

Como contracara de este esperado momento, surge la preocupación y frustración de las autoridades nacionales desde el Presidente, y hasta el más recóndito hogar uruguayo que ponen de manifiesto una realidad inconcebible. Muertes de niños inocentes que sin tener voz ni voto en la contienda del delito, ya no serán los protagonistas del futuro promisorio de este país.

Tal vez sea un tiempo para reflexionar y pensar en qué estamos fallando, cómo contrarrestar esta barbarie que nos interpela fríamente  y en el mes en que comienzan las clases preguntarnos  por qué… Si los niños sólo deberían estar preparando sus útiles para comenzar la escuela. Hoy en la mesa de cada familia, se habla de las balas que mataron a un chico tan pequeño y a su padre, entre otros sucesos relacionados con las drogas.

Más escuelas, más educación y ciclos extendidos en el tiempo dentro y fuera de las aulas, seguramente nos alejarían de esta patética situación que atraviesa el tejido social más sensible de la sociedad.

Involucrar a niños, es hipotecar el futuro de una sociedad que se resiste a ser diezmado por la narcótica cuasi pandemia que hoy nos atraviesa. La salida es posible, aún estamos a tiempo, tiempo de cambiar dolor por educación y libertad.

No debe ser fácil gobernar, no debe ser fácil estar parado frente a estas dos realidades donde los protagonistas son los niños, hijos, sobrinos,  primos o entenados que hoy con su inocencia regresan a las aulas para  estrenar un flamante ciclo escolar. No será fácil comenzar sin tener que hablar de niños que se entrecruzan en las páginas de los diarios y son tapas en los noticieros de la tele, inocentes víctimas de las crónicas policiales a diario.

Seguimos creyendo y apostando que las cosas pueden cambiar, con  educación y  aulas repletas,  para forjar hombres y mujeres de bien  que puedan ahuyentar con  su trabajo y sapiencia el flagelo del gatillo que nos acecha y nos empequeñece como sociedad.

¡Bienvenido marzo con aulas bulliciosas y expectantes por el año escolar que comienza!

La Dirección.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir Arriba