Editorial

Octubre: memoria colectiva

Estamos comenzando el décimo mes del año, y quedan tan sólo dos meses para cerrarle la puerta al 2023.

Y escuchamos los típicos comentarios … ¡Parece mentira, ¡cómo paso el año, ya estamos en Octubre!

El 2023 no fue simplemente un año más, sino que trajo consigo una serie de problemáticas que mantuvo bastante ocupados a todos los que observamos en forma equidistante, los sucesos que nos impone la agenda  cotidiana del panorama global. Informar desde la subjetividad, lo más objetivamente posible, no es tarea fácil.

Los temas de este año se vieron atravesados por un fenómeno, más que angustiante, como lo fue la falta de agua principalmente en la región sur del país. Así como la pandemia nos hizo recalcular el rumbo vinculado a la salud, esta vez, “el hambre de agua” en Uruguay como lo universalizó Barbarita en Argentina  hace muchos años, no se produjo por desidia, sino por el cambio climático que nos dice a diario que algo tenemos que cambiar.

Uruguay, a pesar de sus recursos limitados, también como en la pandemia,  supo campear la situación, y aún con aciertos y errores, nadie murió de sed y finalmente llegó la lluvia…

Los humanos tenemos una costumbre bastante generalizada de olvidar rápidamente, y por lo general cuando medianamente las cosas mejoran, nos despreocupamos y seguimos como si nada hubiese pasado.

Ojalá en los meses que faltan hasta las próximas elecciones, pasemos revista de todos estos acontecimientos, y quienes aspiren a conducir el futuro del país, hagan un mea culpa de todo lo que nos pasó en estos últimos tiempos.

Ojala – y se va la segunda- cambien la vieja forma  de hacer política desde el “ring”, donde la apuesta es quien pega más fuerte, pero lamentablemente, el sudor y la sangre lo paga el pueblo…Por esta razón hay menos espectadores, como en la cancha.

Es hora que se pongan a diagramar la futura conducción del país que viene, sabiendo que deben estar más cerca del ciudadano, con soluciones reales concretas, tangibles, que serán las que cambien realmente la realidad.

Bienvenido Octubre con aulas escuelas, universidades y mucha gente en movimiento “trabajando digna y honradamente”.

La dirección.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir Arriba